Síguenos en facebook Síguenos en twitter Síguenos en google+
960 041 657 · info@cpd-plagas.es

Desalojada una casa dañada por las termitas

Los vecinos del edificio ubicado en el número 9 de la calle San Francisco, en la capital, han tenido que desalojarlo a raíz de los daños provocados en parte de su estructura por insectos xilófagos, previsiblemente termitas. 

Se trata de un inmueble antiguo, construido en 1900, que tiene seis viviendas, de las cuales solo tres estaban habitadas.El problema fue detectado hace unos dos meses, cuando en la vivienda de la planta baja, donde residían una mujer de 67 años con discapacidad tutelada por el Obispado de Teruel y Albarracín y su cuidadora, se observaron unas baldosas sueltas. Cuando un albañil acudió a repararlas, el forjado que separa esa planta del semisótano, donde vivía un jubilado, se hundió al encontrarse dañadas por las termitas las vigas de madera.

Técnicos enviados por el Obispado examinaron la vivienda y,tras realizar una serie de catas en el techo, detectaron también vigas carcomidas.Ante el riesgo existente, los vecinos de estas viviendas las desalojaron voluntariamente y las mujeres residen desde entonces en la residencia del Seminario, mientras que el hombre vive con familiares.En estos piso se han realizado ya algunos trabajos de consolidación, como la consolidación de un pilar del sótano y la instalación de viguetas de hierro en forjados, pero los responsables de la Diócesis comunicaron la situación a la Gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento de Teruel para que evaluara el estado del resto del inmueble.

El concejal de Urbanismo, Jesús Fuertes, explicó que, a raíz de este requerimiento, la Gerencia abrió un expediente y los servicios técnicos inspeccionaron el edificio. "Confirmaron que está en mal estado, con desprendimientos de la planta baja hacia el semisótano causado al parecer por xilófagos. Se han tomado muestras que se están analizando, pero todo apunta a que se trata de termitas", avanzó el edil.La Gerencia de Urbanismo ha ordenado la ejecución de obras urgentes, que consistirán en la sustitución del forjado en la zona de cocina y despensa de la planta baja hacia el semisótano.También habrá que realizar el refuerzo de elementos estructurales del edificio o la sustitución de elementos de muros de carga, así como la retirada de materiales susceptibles de caer al vacío.Además, será necesario aplicar un tratamiento específico para la eliminación de xilófagos.Las obras deberán ser ejecutadas por los propietarios, pero si no es así las asumirá el Ayuntamiento por ejecución subsidiaria y después pasará la factura a los dueños del inmueble.El concejal señaló que la presencia de termitas no es frecuente en inmuebles de la capital. La Gerencia ha inspeccionado los edificios colindantes por si la plaga se hubiera extendido, pero "en principio no se ha detectado ningún problema", dijo.El inmueble afectado limita por uno de sus laterales con el callejón del Gato y por el otro, con el número 7 de la calle San Francisco, un estrecho edificio.Las termitas crearon problemas hace unos años en localidades como Albarracín o Villafranca del Campo. En esta última población la plaga afectó a más de una decena de edificaciones, aún en tratamiento.

Fuente: EVA RON /Diario de Teruel 09/04/2014

madera carcomida